LA SESIÓN

A continuación encontrará una breve descripción del procedimiento de limpieza de colon o hidroterapia colónica.

Preparación previa de la sesión

El día anterior a su cita, coma gran variedad de frutas (especialmente manzanas), verduras (especialmente verduras de hoja), cereales y ciertas hierbas (indicadas por el profesional según cada caso en particular), esto ayudará a ablandar las heces acumuladas.


Desde 48 hs antes de la sesión es conveniente aumentar la ingesta de líquidos: agua, jugos naturales, caldos vegetales, infusiones, etc.

Se puede comer toda clase de verduras crudas y cocidas (según la tolerancia particular, evitar el coliflor, repollo, pepino, etc.) y de frutas (crudas o cocidas en compotas)

Así mismo arroz integral, legumbres y cereales.

Evitar las carnes, harinas blancas, lácteos y el azúcar refinado. Básicamente todo alimento refinado y/o industrializado.

 En la medida de lo posible 12 horas antes consumir solo alimentos blandos (yogurt, pueden ser con cereales; frutas, jugos, caldos, etc.)

Duración de la sesión

Normalmente, la sesión de hidroterapia dura aproximadamente 45 minutos. Dependiendo del curso de eliminación en cada paciente, la duración podría variar. Sin embargo, los pacientes podrán solicitar la finalización de la sesión en cualquier momento.

La sesión de hidroterapia se lleva a cabo en un ambiente relajado, confortable, higiénico y privado. La Dra. Riddell le acompañará durante todo el procedimiento y responderá a todas sus consultas. El procedimiento es completamente seguro, indoloro y no genera malestares de ningún tipo.

Los materiales utilizados son bajo las más estrictas normas de seguridad. La temperatura del agua es controlada permanentemente para conseguir la mayor comodidad del paciente. El procedimiento se acompaña de suaves masajes abdominales.

El procedimiento

La sesión de hidroterapia se inicia con el paciente recostado en una cómoda camilla, especialmente diseñada para la terapia. La terapeuta introduce suavemente un pequeño espéculo en el recto. (Sólo se utilizan herramientas completamente estériles durante el procedimiento.)

La terapia comienza con un flujo suave de agua filtrada y ozonizada, inducida mediante una ligera presión. La materia fecal y las toxinas se liberan durante el procedimiento. La terapeuta monitorea permanentemente la presión del agua para asegurar una experiencia relajante y un tratamiento confortable. No existen malos olores, ya que el procedimiento es completamente higiénico.

Luego de la terapia

En la mayoría de los casos, se experimentará una sensación de limpieza y ligereza, energía renovada y agudeza mental, mejoras en la calidad de la visión y otros beneficios de la salud.

Después de una sesión de limpieza de colon, podrá volver a su rutina sin inconvenientes, puesto que no se presentan efectos tales como diarrea, urgencias indeseables o dolores estomacales.

Dieta luego de la hidroterapia

Continuar con los líquidos de la misma manera que para la preparación. Se recomienda ir incorporando paulatinamente en el transcurso del día primero los alimentos blandos en una comida y luego en la otra las verduras y las frutas. Para progresivamente ir hacia los alimentos con más preparación y elaboración. Evitar la carne dentro de las 48 horas posteriores a la terapia (primero incorporar los pescados, luego la carne blanca y por último la carne roja).

También se recomienda ingerir bananas y manzanas, por los minerales necesarios que aportan. Cuando el cuerpo está alimentado correctamente con alimentos orgánicos de buena calidad se repone inmediatamente.

Comer al menos el 50% de su comida cruda todos los días durante algunos días.

Se aconseja, de acuerdo a la evolución de la terapia, la recomposición de la flora intestinal con productos específicos.

CONTRAINDICACIONES: Si bien la hidroterapia colónica es un tratamiento natural, existen algunas contraindicaciones a este procedimiento: fístulas anales, cáncer de colon o de recto, hemorroides en estado avanzado, hemorragias o perforaciones intestinales, enfermedad cardíaca grave, embarazo avanzado, cirugías abdominales recientes.

Al realizar la consulta médica previa, se realiza un exámen clínico para coordinar la terapia y orientar en el tratamiento específico para cada necesidad.