Limpiar el intestino es el primer paso en la prevención y tratamiento de enfermedades.

¿Plantaría un agricultor semillas de trigo en un campo lleno de malezas y malas hierbas? evidentemente no; lo primero que haría sería limpiar el terreno de ​malezas​ para poder arar. Pues lo mismo ocurre con nosotros, no podemos proteger y cuidar nuestro cuerpo y curarlo de enfermedades, si antes no lo depuramos y desintoxicamos. Y para ello una buena herramienta, además de una dieta depurativa y otras medidas, es la hidroterapia de colon.

Beneficios de la terapia de colon para el organismo:

La terapia de colon restaura la funciones normales del organismo y equilibra el metabolismo. Se usa el agua para curar y aliviar enfermedades. Probablemente es el más antiguo de los métodos de tratamiento. Las maravillosas virtudes paliativas y curativas del agua están siendo reconocidas de manera creciente. Ningún otro agente terapéutico tiene tantas cualidades admirables como el agua, es un solvente universal. La terapia de colón es un método fiable para eliminar las toxinas sin el uso de medicamentos.

El exceso de grasas saturadas, harina y azúcar refinados, y proteínas animales en una dieta pobre en fibras y productos frescos, puede causar diversos trastornos intestinales, entre muchos otros. Estos alimentos no favorecen el tránsito intestinal y tienden a adherirse a las paredes del colon, por lo que son difíciles de eliminar. La acumulación de toxinas puede dar lugar con el tiempo a enfermedades derivadas de la expulsión inadecuada de las heces y la intoxicación del cuerpo: estreñimiento crónico, intestino irritable, colitis, cáncer de colon, desórdenes de la vesícula biliar, hernias o artritis.

El encargado de eliminar la comida y otros desechos del cuerpo es el colon. Mantenerlo en buen estado es una de las claves para vivir con salud, y la hidroterapia del colon ayuda a conseguirlo.

Se trata de una limpieza suave, agradable y a la vez profunda del intestino grueso o colon, con agua filtrada, a una presión y temperatura controladas, mezclada con gas ozono. La terapia la realiza un profesional acompañando durante todo el proceso con máxima sensibilidad y delicadeza. Es una técnica limpia y completamente higiénica. Todo se realiza sin esfuerzos ni olores.

¿Qué es la hidroterapia de colon?

Está especialmente indicado para personas que sufren síntomas típicos de toxemia e intoxicación: estreñimiento, diarrea, parásitos intestinales, colon irritable, diverticulosis, pólipos, obesidad, meteorismo celulitis, cansancio, insomnio, depresiones, irritabilidad, jaquecas, problemas en la piel como dermatitis, eczemas, acné, así como para varices, piernas cansadas, reumatismos, y dentro de un plan de prevención en caso de antecedentes de cáncer de colon, en curas de desintoxicación, ayuno, etc.

Aún sin sufrir ninguna enfermedad y teniendo un buen hábito intestinal realizar por lo menos una limpieza de colon al año resulta altamente beneficioso.

Beneficios de la hidroterapia de colon:

Al eliminar la mayoría o la totalidad del contenido residual del intestino grueso tiene lugar una serie de hechos:

Una evidente disminución del volumen total del intestino, con lo que la compresión ejercida sobre órganos vecinos desaparece o se atenúa. De la misma manera disminuye la presión intraabdominal lo que favorece el retorno venoso de las extremidades inferiores (celulitis, várices) y de la zona pelviana(hemorroides).

También se atenúa la presión sobre caderas, y sobre todo, sobre la columna lumbar, reflejando sus articulaciones un efecto benéfico sobre toda su integridad.

Siempre que exista una patología respecto al tránsito intestinal es imprescindible la hidroterapia de colon antes de iniciar cualquier tratamiento, incluso en muchas ocasiones basta con la irrigación y adaptación de la alimentación para corregir casos de estreñimientos o diarreas sin recurrir a medidas farmacológicas.

Efecto de relajación sobre órganos vecinos ( a nivel superior: corazón, hígado; a nivel pelviano: próstata, útero y anexos) Actúa reestableciendo el peristaltismo intestinal (movimiento fisiológico que desplaza los alimentos en el aparato digestivo).

Desintoxicación: En el interior del intestino grueso tiene lugar dos tipos de reacciones: absorción y eliminación. Se absorbe principalmente agua (aprox entre 300 y 500 cc de agua son reabsorbidos a sistema), oligoelementos, vitaminas (en cuya producción colabora la flora intestinal) algunos fármacos, etc. Se elimina tóxicos provenientes de las reacciones metabólicas normales del organismo y de los alimentos ingeridos. El problema es cuando ésta relación se invierte y aparece la absorción de tóxicos, tanto de los que hemos citado, como los producidos por la putrefacción de restos que no han sido convenientemente evacuados y permanecen de manera excesiva en la luz intestinal. Sus acciones patológicas afectan a todos los órganos y sistemas de la economía corporal.

Otras ventajas que surgen de la mismos efectos son: aumentar el tono vital, mayor resistencia a la fatiga, mejora el estado de ánimo (relajación a partir de equilibrar el sistema nervioso vegetativo, simpático y parasimpático) y el sueño.