Adicionalmente a la inmediata sensación de bienestar y ligereza obtenidos luego de la sesión, los beneficios de la terapia colónica son mucho más profundos.

  • Desinflamación en los órganos internos y mejora en las irritaciones.
  • Mejora de la circulación vascular y linfática.
  • Aumento del tono muscular.
  • Reducción del diámetro del colon.
  • Pérdida de peso por eliminación de desechos.
  • Mejora en las funciones de eliminación de los intestinos, riñones, piel, hígado, pulmones y linfa.
  • Mejora en las funciones intelectuales y la vida emocional.
  • Mejora en las funciones digestivas y de absorción de nutrientes.

La hidroterapia colónica es también de gran utilidad en la preparación de los pacientes para el diagnóstico por sigmoidoscopía y colonscopía.

Debido a su efectividad en la eliminación de residuos tóxicos de drogas, alcohol y cigarrillos, puede convertirse en una eficaz herramienta de gran apoyo en programas de rehabilitación.