Información de la microbiota intestinal

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la microbiota intestinal…
La palabra microbiota representa un conjunto de microorganismos que reside en un entorno previamente establecido. Los seres humanos tienen grupos de bacterias en diferentes partes del cuerpo, como en la superficie o capas profundas de la piel (microbiota de la piel), la boca (microbiota oral), la vagina (microbiota vaginal), etc.

 ¿QUÉ es la microbiota intestinal?
La microbiota intestinal (antes llamada flora intestinal) es el nombre dado hoy a la población de microbios que viven en nuestro intestino.

Nuestra microbiota intestinal contiene decenas de billones de microorganismos, incluyendo al menos 1000 especies diferentes de bacterias conocidas con más de 3 millones de genes (150 veces más que los genes humanos). La microbiota puede, en total, pesar hasta 2 kg. Un tercio de nuestra microbiota intestinal es común para la mayoría de las personas, mientras que dos tercios son específicos para cada uno de nosotros. En otras palabras, la microbiota en su intestino es como una tarjeta de identidad individual.

 ¿Dónde podemos encontrarlo?
Como su nombre lo indica, la microbiota intestinal se encuentra en el intestino, una de las principales áreas de nuestro cuerpo que entra en contacto con el entorno externo (otros ejemplos son la piel y los pulmones).

 ¿Por qué es importante?
Si bien cada uno de nosotros tiene una microbiota única, siempre cumple las mismas funciones fisiológicas, con impacto directo en nuestra salud

Algunas de las funciones son:

⦁ Ayuda al cuerpo a digerir ciertos alimentos que el estómago y el intestino delgado no han podido digerir.

⦁ Ayuda con la producción de algunas vitaminas (B y K).

⦁ Nos ayuda a combatir las agresiones de otros microorganismos, manteniendo la integridad de la mucosa intestinal.

⦁ Desempeña un papel importante en el sistema inmune, al realizar un efecto barrera.

⦁ Una microbiota intestinal sana y equilibrada es clave para garantizar un funcionamiento digestivo adecuado.

Teniendo en cuenta el importante papel que desempeña la microbiota intestinal en el funcionamiento normal del cuerpo y las diferentes funciones que cumple, los expertos lo consideran hoy como un “órgano”. Sin embargo, es un órgano “adquirido”, ya que los bebés nacen estériles; es decir, la colonización intestinal comienza justo después del nacimiento y evoluciona a medida que crecemos.

 ¿CUÁNDO comienza a desarrollarse?
El desarrollo de la microbiota intestinal comienza en el momento del nacimiento

El tracto digestivo del recién nacido es rápidamente colonizado por microorganismos de la madre (vaginales, fecales, piel, pechos, etc.), el entorno en el que se produce el parto, el aire, etc. A partir del tercer día, la composición de la flora intestinal depende directamente de cómo se alimenta al bebé: la microbiota intestinal de los bebés amamantados, por ejemplo, está dominada principalmente por bifidobacterias, en comparación con los bebés alimentados con fórmulas infantiles. Los científicos consideran que a la edad de 3 años, la microbiota se vuelve estable y similar a la de los adultos, continuando su evolución a un ritmo más constante durante toda la vida.

 ¿CÓMO evoluciona?
La composición de nuestra microbiota evoluciona a lo largo de toda nuestra vida, desde el nacimiento hasta la vejez, y es el resultado de diferentes influencias ambientales

El equilibrio de la microbiota intestinal puede verse afectado durante el proceso de envejecimiento y, en consecuencia, las personas mayores tienen una microbiota sustancialmente diferente a la de los adultos más jóvenes.

Si bien la composición general de la microbiota intestinal es similar en la mayoría de las personas sanas, la composición de las especies es altamente personalizada y está determinada en gran medida por nuestro entorno y nuestra dieta. La composición de la microbiota intestinal puede acostumbrarse a los componentes de la dieta, de forma temporal o permanente. Los japoneses, por ejemplo, pueden digerir las algas marinas (parte de su dieta diaria) gracias a las enzimas específicas que su microbiota ha adquirido de las bacterias marinas.

Aunque puede adaptarse al cambio, puede producirse una pérdida de equilibrio en la microbiota intestinal en algunas situaciones específicas. Esto se llama disbiosis. La disbiosis puede estar relacionada con problemas de salud tales como trastornos intestinales funcionales, enfermedad inflamatoria del intestino, alergias, obesidad y diabetes.

Muchos estudios han demostrado los efectos beneficiosos de los prebióticos y los probióticos en nuestra microbiota intestinal. Sirviendo como “alimento” para las bacterias beneficiosas, los prebióticos ayudan a mejorar el funcionamiento de la microbiota al tiempo que permiten el crecimiento y la actividad de algunas bacterias “buenas”. Presente en algunos productos fermentados como el yogur, los probióticos ayudan a la microbiota intestinal a mantener su equilibrio, integridad y diversidad.

Gracias al progreso tecnológico, la imagen de las bacterias que viven en el tracto gastrointestinal se está volviendo más clara. Los investigadores ahora usan una variedad de técnicas, incluidas las herramientas derivadas de la biología molecular, para aclarar aún más los misterios de la microbiota. Si bien todavía hay algunas cosas que aún no se han descubierto, cada día se presentan más hallazgos.

Datos clave y cifras de la microbiota intestinal
La microbiota intestinal desempeña un papel importante en nuestras vidas y en la forma en que funciona nuestro cuerpo

⦁ La microbiota intestinal desempeña un papel importante en nuestras vidas y en la forma en que nuestro cuerpo funciona.

⦁ La composición de la microbiota intestinal es única para cada individuo, al igual que nuestras huellas dactilares.

⦁ Nuestra microbiota intestinal contiene decenas de billones de bacterias, diez veces más células que en nuestro cuerpo.

⦁ Hay más de 3 millones de genes microbianos en nuestra microbiota intestinal -150 veces más genes que en el genoma humano.

⦁ La microbiota, en total, puede pesar hasta 2 kg.

⦁ Se pueden encontrar más de 1,000 especies bacterianas conocidas en la microbiota intestinal humana, pero solo de 150 a 170 predominan en cualquier tema dado.

 

Fuente: www.gutmicrobiotaforhealth.com

Seguinos y danos un Me Gusta:

Dejá un comentario