Los beneficios de la Magnetoterapia

¿Qué es la Magnetoterapia?
 
La Magnetoterapia es una terapia complementaria a la medicina tradicional consistente en la utilización de imanes en el cuerpo para mejorar o curar lesiones, heridas, inflamaciones, etc.., Diferentes estudios han demostrado que existen mejorías y beneficios en las personas tratadas con técnicas magnéticas. Además, la FDA ha aprobado diversos productos o dispositivos que usan el magnetismo con fines médicos, sobre todo complementos a tratamientos óseos y depresivos.

También lo usan mucho los deportistas de élite (casos como David Villa, Rafa Nadal, Thiago Alcántara o Valentino Rossi) que quieren acortar sus plazos de recuperación y poco a poco se va viendo más en hospitales, clínicas y centros de salud.

Esta terapia se basa en que tanto la Tierra como el cuerpo humano son generadores y creadores naturales de campos eléctrico-magnéticos. Cualquier alteración en nuestro campo magnético debido a la interacción con la Tierra y otros seres vivos producen cambios físicos y emocionales en las personas. ¿Por qué no aprovechar esos cambios para obtener mejoras, ventajas y beneficios en el organismo? Esto es precisamente lo que busca la Magnetoterapia.

¿Para qué sirve Magnetoterapia?

La Magnetoterapia se usa en muchos campos médicos, aunque se ha centrado especialmente en el tratamiento de articulaciones y lesiones musculares. Entre los problemas de salud que pretende tratar nos encontramos con:

a) Artritis y otros problemas de articulaciones o huesos.
b) Migrañas
c) Dolor, tanto leve como grave o crónico
d) Lesiones Musculares o de Ligamento, tendones y esguinces
e) Depresión, Estrés o Ansiedad.

Los beneficios de la Magnetoterapia
Cuenta con numerosos beneficios, ventajas y mejoras para el organismo. Entre los que nos encontramos son:

  1. Relajación Muscular

El uso de imanes y campos magnéticos en el organismo ayuda a relajar el músculo actuando sobre la fibra tanto estriada como lisa. Es un relajante cuasi natural, quitando contracturas y provocando un efecto antiespasmódico. Pudiendo ser utilizado en cualquier zona donde se haya sufrido una lesión: rodilla, tobillo, espalda, pierna, codo, etc…

  1. Vasodilatación

Tiene un importante efecto vasodilatador sumado al efecto muscular anteriormente descrito…pero además conlleva 3 efectos terapéuticos importantes:

2.1 Regeneración de Tejidos. El magnetismo favorece o estimula la regeneración tisular aplicándolo sobre el tejido dañado o sobre la zona lesionada limpia el tejido y hace que se renueve lo afectado, aceleración de la producción de colágeno y sistemas antioxidantes del organismo. De ahí, que exista una creencia popular que asocia los campos magnéticos a la juventud, a evitar los síntomas del envejecimiento.

2.2. Antiinflamatorio. Como una de las cosas que produce es la mejora en la circulación sanguínea y por tanto, ayuda a que llegue mejor el oxígeno, los nutrientes y todo lo que el metabolismo necesita, hace que las posibles inflamaciones que puedan aparecer desaparezcan o disminuyan notablemente, así como de edemas o hipoxia.

2.3 Mejoría en la Circulación, Vasodilatación Arterial y Estimulación del Retorno Venoso .Mejora la energía, circulación de la sangre, oxigenación del tejido, disminuye la presión sanguínea, los niveles de colesterol, absorción más efectiva de los nutrientes, regeneración celular y su desintoxicación.

  1. Estimulación de Calcio en los Huesos y Colágeno

El uso de la magnetoterapia estimula los huesos y el colágeno. Esto se demostró con Basset, Franck y Jackson en 1970 quienes aplicaron corrientes de baja intensidad, ayudados por el electromagnetismo, descubrieron que el calcio se fijaba mejor en los huesos, lo que es realmente efectivo para tratamientos de osteoporosis, fracturas óseas, artrosis, artritis. Se puede usar como complemento a la medicina tradicional, pero en muchas ocasiones se vuelve una pieza imprescindible. Basset siguió aplicando la magnetoterapia en pacientes con fracturas o con injertos óseos y sus resultados no pudieron ser más prometedores: reducción del tiempo de curación, pocas complicaciones y alta tasa de éxito.

En 1979 la FDA aprobó el uso de productos no invasivos que usaran los campos magnéticos pulsados para estimular el crecimiento óseo. En 2004 se aprobó también su uso para complementar la cirugía de fusión cervical en pacientes con alto riesgo de no fusión ósea.

  1. Efecto Analgésico

Probablemente uno de los más importantes es su capacidad analgésica, liberando la presión y compresión sometidas en nuestro organismo, especialmente cuando se produce una lesión. Dicho dolor se ve disminuido gracias a la actuación del magnetismo sobre las terminaciones nerviosas que provocan la inflamación y por tanto el dolor que producen dichas lesiones, su duración es tan elevada que puede mantenerse más allá del tratamiento.

  1. Relajación Generalizada: Alivia Ansiedad, Adiós Estrés y Depresión

Tiene un efecto generalizado de relajación y sedación, haciendo que disminuya no solo el estrés físico, sino mental. Produce la liberación y aumento de las endorfinas que permiten curar o mejoras otros trastornos que derivan del mismo como situaciones de ansiedad, depresión, insomnio, cefaleas y otros que tengan orígenes tensionales.

Es más, tanto en 2002 como en 2011 la FDA americana aprobó el uso de la magnetoterapia para tratar depresión severa y también en pacientes que no hayan respondido a los antidepresivos.

Seguinos y danos un Me Gusta:

Dejá un comentario