Fibromialgia – Dolor – Biomagnetismo

La comprensión de los diferentes tipos de dolor

Diferentes condiciones de dolor pueden causar diferentes tipos de dolor. Sin embargo, debido a la naturaleza subjetiva del dolor, es difícil para los médicos como para los pacientes que saben lo que está haciendo daño a nosotros en un lugar determinado en un momento dado. Para que padecen de dolor generalizado, puede que sea muy difícil reconocer cuando una nueva condición de dolor viene y eso significa que los retrasos en el diagnóstico y el tratamiento.

Algo que puede ayudar es la comprensión de las experiencias de los demás cuando se trata de diferentes variedades de dolor. También podemos aprender la terminología apropiada del dolor para que podamos comunicarnos mejor con nuestros médicos.

Algunos tipos de dolor se originan en el sistema nervioso central (CNS), mientras que otros son dolor estructural ligado a un músculo, tejido conectivo, hueso o articulación.

Dolor de la fibromialgia

La fibromialgia es el dolor generalizado y puede atacar en cualquier lugar en el cuerpo en cualquier momento. A menudo puede ser en ciertas áreas o ser completamente aleatoria. Se compone de una miríada de tipos de dolor.

  1. Hiperalgesia, que no causa dolor propio pero amplifica todas las señales de dolor;
  2. La alodinia, que es el dolor de los estímulos que normalmente no son dolorosos (tales como una banda de cintura suelta, el calor suave, o aire que se mueve a través de la piel) y, a menudo se describe como sensación similar a una quemadura de sol;
  3. Parestesias, un tipo de dolor de los nervios / sensación anormal que incluye hormigueo y ardor;
  4. dolor isquémico, que es cuando el flujo sanguíneo es baja a un área y luego se precipita hacia atrás, como cuando el pie se queda dormido y luego se pone alfileres y agujas;
  5. el dolor de la fascia, lo que puede deberse a la inflamación en la fascia (una red de tejido conectivo que cubre y conecta casi todo en tu cuerpo, músculos, tendones, ligamentos, órganos, etc.)
  6. Otros tipos de dolor que aún no están clasificados de vista médico, pero se describen habitualmente.

Dolor de los nervios

Una gran cantidad de dolor de la fibromialgia proviene de los nervios, por lo que las descripciones de la misma son muy parecidos a los de la neuropatía (dolor de nervios dañados.) De hecho, el medicamento Lyrica (pregabalina) está aprobado tanto para la neurología y la fibromialgia.

El dolor del nervio puede ser hormigueo y ardor, y se puede sentir como un rayo de electricidad. Cualquiera que haya tocado un cable de alta tensión o los dientes de un enchufe eléctrico en media sabe lo que es eso. Otro buen ejemplo de dolor del nervio se golpear su “hueso de la risa” -No es el hueso que causa que el dolor característico e intenso, son los nervios.

El dolor isquémico

“Isquemia” significa “suministro inadecuado de sangre.” También se le llama “hipoperfusión.” La referencia más común la mayoría de nosotros tenemos es un pie o una mano para conciliar el sueño. Usted no se siente mucho, mientras que el flujo de sangre es bajo, pero todos sabemos lo que sucede cuando se mueve o trata de estar en la parte afectada. ¡Ay!

En la fibromialgia, algunas investigaciones sugieren que la isquemia de bajo nivel en los músculos. Eso significa que están privadas de oxígeno, lo que los hace débiles. Entonces, cuando el flujo sanguíneo aumenta, se puede conseguir que el distintivo espinoso, sensación de ardor.

El ejercicio aumenta el flujo de sangre a los músculos, lo que es una posible razón por la que el ejercicio adecuado, adaptado a su nivel de tolerancia al ejercicio y la forma específica, puede reducir el dolor de la fibromialgia.

El dolor del tejido conectivo

Los tejidos conectivos incluyen fascia, tendones y ligamentos. Si alguna vez ha tenido un esguince, que ha experimentado el dolor de tejido conectivo.

Los tendones unen los músculos a los huesos, mientras que los ligamentos conectan los huesos entre sí. La fascia mantiene casi todo el interior de su cuerpo junto. Es el recubrimiento blanco-transparente que cubre los músculos y los huesos. Esa es la fascia.

Esto nos lleva a los puntos gatillo, que pueden causar tanto locales como dolor referido. (Puntos gatillo no son los mismos que los puntos sensibles veces se utilizan para diagnosticar la fibromialgia.)

 

Dolor en las articulaciones

La fibromialgia no suele causar dolor en las articulaciones. Si usted tiene dolor en las articulaciones de otra fuente, como la artritis, la hiperalgesia lo hará peor. Sin embargo, si usted tiene dolor en las articulaciones, y sobre todo si esas uniones a veces se calientan y / o rojo, no es de fibromialgia.

El dolor en las articulaciones, es claramente diferente de los tipos de dolor de la fibromialgia. Se siente como si se trata de más profundo en el cuerpo, que está muy localizada, y se siente caliente. A veces se puede sentir el calor en el exterior, el dolor de artritis es a veces constante. Los mismos lugares duelen todos los días, y mientras que la intensidad puede subir y bajar en un grado, ya que siempre está dentro de ciertos parámetros.

Reconociendo nuevo dolor

Lo importante para cada uno de nosotros es prestar atención a nuestro cuerpo. Conocer sus tipos de dolor y lo que parece desencadenar ellos. De esa manera, si algo más surge, usted será capaz de reconocer. Puede ayudar a mantener un diario de los síntomas.

Cuando se acerque a su médico sobre los nuevos tipos de dolor, asegúrese de hacer hincapié en que es nuevo y diferente de su otro dolor. Describir su naturaleza-adolorida, ardor, punzante, etc.- y, si es similar a un tipo de dolor que ha tenido antes, hablar de ello.

A través del tratamiento de Biomagnetismo se puede encontrar una solución segura y eficaz a muchos tipos de dolor, aún de distinto origen ya que los imanes actúan de manera directa en el origen del mismo.

Actúan sobre el hierro de la sangre, presente en los glóbulos rojos que son los que transportan el oxígeno a través de la hemoglobina, es una hemoproteína, de color rojo característico y que también participa en la regulación de pH de la sangre.

Lo hace a través de varios mecanismos:

-acción antiinflamatoria,

-reparadora de tejidos (activa a los linfocitos hacia la zona afectada favoreciendo una recuperación más pronta),

-antiálgicos,

– acción antialérgica,

-acción vasoactiva (es fundamental nuestro sistema circulatorio ya que es el encargado de alimentar y detoxificar a todas las células de nuestro organismo),

– neuroequilibradora (efecto de sedación y relajación del sistema nervioso, debido a la producción de endorfinas)

-estimulante del sistema endócrino.

  1. A NIVEL BIOLÓGICO los efectos son:
    1. Acción magneto eléctrica: cambios iónicos a nivel de las membranas celulares, incremento de la utilización de oxígeno y recuperación del potencial de la membrana celular.
    2. Acción magneto mecánica: acción de polarización de elementos móviles celulares, influyendo en la actividad enzimática, la difusión a través de las membranas biológicas y de la velocidad de fluidos biológicos en los vasos y en los espacios intercelulares.
  2. LOS EFECTOS EN CÉLULAS, ÓRGANOS, Y SISTEMAS serían los siguientes:
    1. acción en las membranas biológicas
    2. acción de síntesis en el ADN
    3. acción metabólica (incremento de consumo de oxígeno, energía, síntesis proteica y síntesis de colágeno)
    4. acción enzimática
    5. acción vascular (un aumento de flujo enzimático periférico)
    6. acción del efecto piezoeléctrico (sobre todo en el hueso, facilitando la ontogénesis)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *